Todos los políticos NO son iguales

Εικόνα
Viñeta de Forges

“Todos los políticos son iguales” ese mantra que se repite una y otra vez en la actualidad para dejarnos claro que no tenemos alternativa, que da igual a lo que votemos que todo seguirá igual y nada cambiará, que los políticos sólo luchan por sus privilegios y no por los intereses de una población vapuleada por ya por 2 crisis (una económica y otra sanitaría).

Pero…. ¿iguales en qué? ¿Iguales en qué en su gestión y cuidado de los servicios públicos? ¿En sus ideas sobre inmigración, mujer, etc.? Parece que la realidad es tozuda y nos muestra lo contrario aunque grandes medios de comunicación y partidos políticos intenten convencernos para que sigamos votando las opciones políticas que nos venden como idóneas.

Empezaremos a hablar sobre la gestión de lo público:


Educación pública

En la Comunidad de Madrid hay un total de 3.256 centros educativos, de los cuales 1.605 son públicos y el resto, 1.651 colegios, se reparten entre concertados y privados. Esto supone que el 49,3% de los centros son de titularidad pública frente al 50,7% que cuentan con financiación privada, y que convierte a Madrid en la única región española donde hay más oferta educativa privada que pública.
Por el contrario, en Andalucía 335.000 alumnos estudian en algún centro privado subvencionado por la Junta y 74.000 acuden a colegios privados, lo que supone un 25,8% del total.

Comparamos aquí 2 comunidades gobernadas durante más de 20 años por partidos, en teoría, en las antípodas políticas de este país (PP y PSOE) y que se tuvieron que enfrentar a un aumento demográfico similar desde los años 80, entorno a 2 millones más de ciudadanos hasta los datos de 2019.

Ya está en usted, ávido lector, decidir quién representa sus intereses. Un modelo mayoritariamente privado donde se apuesta por la educación concertada en detrimento de la pública y donde la Iglesia tiene el 60% de estos centros privados o un modelo que apueste más por la educación pública donde el gasto lo soporte la administración pública.
Desde luego, parece que en la gestión de la educación, todos los políticos NO son iguales.

Sanidad pública

Aquí enfrentaremos al programa electoral de VOX y el programa para un Gobierno de coalición (PSOE y Podemos), y sus ideas de sanidad pública en España.
En el programa electoral de VOX podemos ver sus propuestas sobre sanidad: “garantizar una sanidad eficiente y de calidad” y eso pasa por la recentralización de la sanidad, “la introducción de fórmulas como el copago y la reducción de las carteras de servicios” y “suprimir en la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud”, como son el cambio de sexo o el aborto. Además, el partido de Santiago Abascal propone “la posibilidad de descuelgue del sistema sanitario público para aquellos ciudadanos que opten por la sanidad privada”.
Por otro lado, en el programa para un Gobierno de coalición podemos destacar entre sus propuestas sobre sanidad: la eliminación progresiva de los copagos introducidos en 2012, atención a la salud bucodental de la población en cartera de servicios del SNS, invertir el 7 por ciento del PIB en 2023 en sanidad, desarrollar un sistema de atención temprana e integrar las necesidades de las enfermedades raras en la planificación global de la cobertura universal.

Ya está en usted de nuevo, ávido lector, decidir quién representa sus intereses. Un modelo donde el gasto público sea menor en sanidad o uno en el que toda persona sea tratada incluso sin ser ciudadano.
Desde luego, parece que en la gestión de la sanidad, todos los políticos NO son iguales.


Seguiremos hablando de derechos civiles:

Matrimonio Homosexual

Ya es historia de España, desde el 3 de julio de 2005 es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo. El ejecutivo que llevó a cabo este hecho estaba dirigido por el entonces presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE).

Hubo desde la Iglesia y el partido entonces en la oposición (PP) manifestaciones en la calle en contra de la ley. Incluso Rajoy, secretario general del Partido Popular presentó un recurso al Tribunal Constitucional que fue resulta a favor de la norma aprobada en 2005.

Desde la entrada en vigor de la ley, numerosas parejas del mismo sexo se han casado incluidos dirigentes del PP. Algo similar pasó con la ley de divorcio de 1981. No queda claro, si existe una resistencia real a los avances sociales o era simplemente un intento de aparentar hacia su electorado más conservador.

Ya está en usted de nuevo, decidir quién representa sus intereses. Políticos que promueven cambios que se demandan desde parte de la sociedad civil o aquellos que suman al cambio una vez asimilado por el grueso de la sociedad.
Desde luego, parece que en la lucha por los avances sociales, todos los políticos NO son iguales.


Y acabaremos en la gestión de los privilegios políticos:

Es sabido por todos, las prebendas de la que disfrutan los políticos. No vendremos aquí a defenderlas ni tampoco justificar porque, entre otras, disfrutan de pensiones vitalicias.
Creo que es más interesante saber qué políticos, más allá de sus siglas, han hecho por reducirlas.

Empezaremos con Teresa Rodríguez (Adelante Andalucía), quiso dar ejemplo de limpieza y pulcritud anunciando la devolución de 8.640 euros en dietas cobradas mientras ha estado de baja por maternidad. No se lo permitieron y las donó a una asociación de mujeres.

En el Ayuntamiento de Madrid, antes de la entrada de Más Madrid, el único grupo municipal que hasta ese momento se había negado a utilizar los conductores municipales había sido el de UPyD, hoy fuera del Ayuntamiento de Madrid.

Y por último hablar de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona (Barcelona en Comú); a su entrada en el ayuntamiento el sueldo del cargo de alcalde de Barcelona era de 100.000 euros, el de su antecesor Xavier Trias. Tras asumir el cargo, trató de bajar los sueldos de los cargos electos pero los votos de los grupos de CiU, Ciutadans, PSC y PP lo impidieron. Pese a no poder reducir lo que paga el consistorio, tanto Colau como los cargos electos de Barcelona en Comú sólo cobraban 2.200 euros mensuales netos de acuerdo al Código Ético del partido. El resto del salario iba a un fondo que el partido destina a fondos sociales. 

Ya está en usted de nuevo, decidir quién gestiona mejor sus prebendas o intenta quitarlas o reducirlas. Desde luego, parece que la intención de quitarlas o reducirlas, todos los políticos NO son iguales.

Claro está, hay muchos otros temas a tener en cuenta: modelo de estado, división de poderes, modelo energético, gestación subrogada, impuestos, SMI, etc.. Pero creo que es claro que todos los políticos NO son iguales. ¿No cree?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s